ENTORNO DE PRUEBA / TEST ENVIRONMENT

Camisetas básicas de mujer

¿No te ha pasado alguna vez que empiezas a comer palomitas en el cine y no pararías nunca? O que te pones tu serie favorita y no encuentras el momento de dejarlo: “solo un capítulo más, total, son solo 20 minutitos…”. Descubres una nueva canción que te encanta y te la pones en bucle, una y otra vez, hasta que te la sabes de memoria. No sabemos por qué, hay cosas en la vida que tienen ese efecto sobre nosotros. Pues con las camisetas básicas de mujer nos pasa un poco igual. Nunca sabemos cuántas son suficientes o si en algún momento podremos parar de añadirlas al catálogo de nuestro armario. Tranquila, si te pasa lo mismo, no estás sola.
Además, ocurre una cosa extraña con las camisetas básicas de chica, y es que, por muchos tops elegantes que tengas, por muchas blusas espectaculares y estupendas, por muchos jerséis de llamativos estampados… Al final, siempre acabas con tu camiseta básica puesta. Admítelo, es tu favorita. No podemos evitarlo, ¡es que sientan genial y pegan con todo!
Existen tantos modelos de esos que “¡Me los pondrías todos!”, que lo complicado está en decidirse por uno (y estamos en condiciones de reconocer que, cuando encontramos una camiseta de esas que nos queda como un guante, la cogemos en todos los colores disponibles para tener opciones cromáticas con todos nuestros modelitos).

Además, se han diversificado tanto que puedes encontrar todo tipo de propuestas tanto en estilos como en tejidos y acabados. La camiseta básica de mujer ya no se queda en la clásica T-shirt de manga corta y cuello redondo. Ahora las puedes categorizar en función de la silueta (ceñida, holgada, oversize); de la largura (cropped, a la cintura, a la cadera, larga); la manga (manga corta, tirantes, sin mangas, palabra de honor, manga francesa o camiseta básica de manga larga); el cuello (redondo, en pico, cuadrado, a la caja, tipo barco, perkins,escote recto, escote trasero, asimétrica, cuello halter, cuello panadero…); los detalles (fruncidos, cremalleras, botones, bordados, lazos, nudos, bolsillos…). Por no hablar del tipo de tejido, según el cual conseguirás un efecto u otro completamente diferente; y, por supuesto, los colores. Hay algunos que no te pueden faltar, como tus básicas blancas y negras en tirantes, manga corta y manga larga. A partir de ahí, se te abre un universo cromático sin límites. Como ves, no acabaríamos nunca.
Tener una colección de camisetas básicas de mujer en tu armario es prácticamente un must para resolver tus outfits tanto del día a día como de las ocasiones más especiales. Porque, igual que las puedes combinar con unos vaqueros, quedan también estupendas con un pantalón cargo arreglado de talle alto y una chaqueta o blazer.
¿Verdad que ya estás pensando en cuáles necesitas para esta temporada? Elige en la colección de Pull&Bear las que más van contigo. ver más