ENTORNO DE PRUEBA / TEST ENVIRONMENT

¡Upsss!

No se han encontrado artículos con los filtros seleccionados. ¡Prueba otra vez!

Vestidos negros de mujer

¿Sabes que los vestidos negros son una pieza clave en tu vestuario? La idea de que la ropa negra resulta triste y aburrida es todo un mito. Gracias a este color tenemos la oportunidad de crear una gran variedad de looks.
El color negro se adapta a todas las situaciones. Podemos ponernos prendas de este tono tanto para ir a la oficina como para salir por noche. Una de sus ventajas principales es que estiliza la silueta y resalta las curvas naturales. Además, los vestidos negros suelen desprender un toque de elegancia y sofisticación.
En 1926, Coco Chanel, uno de los grandes iconos mundiales de la moda, lo convirtió en una prenda indispensable.
A pesar de la versatilidad con la que cuenta esta prenda, debemos saber seleccionar el estilo más adecuado para cada ocasión. Veamos cuáles son las recomendaciones básicas.

Cuándo elegir cada tipo de vestido


Gracias al color negro, los vestidos son muy polivalentes, pero ten en cuenta que para eventos más formales, siempre es mejor llevar vestidos por debajo de la rodilla. Se recomiendan las versiones ajustadas o un tanto ceñidas.
Respecto al tejido, uno de los más versátiles es el de punto, perfecto para combinar con unos tacones de salón del mismo color o cualquier otro tono discreto.
Si vas a asistir a una fiesta de noche, tienes miles de posibilidades entre las que escoger. Por un lado, tienes la opción más elegante, con un vestido negro largo, que puede ser hasta el suelo o por debajo de la rodilla, o bien, elegir modelos cortos, para un toque más atrevido.
En caso de que los vestidos ceñidos no sean de tu agrado, puedes ponerte aquellos que incorporan tablas, volantes e incluso tul.
Por su intensidad, el rojo es uno de los colores que mejor combina con el negro. Utilízalo en tus complementos como zapatos, bolso o cinturón.
Los bolsos de tamaño “mini” son ideales para asistir a fiestas. Además, resultan muy cómodos de transportar. Deja las versiones más grandes para la oficina y el día a día.
Si lo que quieres es un look para una reunión informal, los vestidos de color negro básicos también son una opción para el trabajo o para asistir a otro tipo de situaciones rutinarias.
Escoge un modelo básico, un poco holgado y que quede justo por encima de la rodilla. La diferencia puede estar en el calzado, puedes acompañarlo con unas botas de tipo militar, unas bailarinas e incluso unas zapatillas deportivas blancas, que nunca fallan.

¿Cómo evitar errores con los vestidos negros?


Aunque, como hemos visto los vestidos en color negro son una prenda muy sencilla de combinar, tendrás que tener cuidado y evitar cometer algunos de los errores más habituales.
Descarta los complementos o prendas azul oscuro o marrón con tu vestido negro, ya al ser tonos oscuros apenas resaltan y pueden echar a perder la elegancia y limpieza de tu outfit. Recuerda que el rojo o el contraste en blanco son siempre un plus.En cuanto a las piernas, desecha las medias opacas y opta por opciones de rejilla o transparentes, mucho más estilizadas y discretas.
De cara a los tejidos, el terciopelo o el satén pueden resultar demasiado protagonistas, por lo que la mejor opción es reservarlos para ocasiones muy especiales.
En muchas ocasiones decantarse por uno u otro vestido depende de las sensaciones, de cómo te sientas con él, pero siempre tenemos nuestro favorito reservado para los momentos que no queremos fallar.
ver más Ver menos