¡Upsss!

No se han encontrado artículos con los filtros seleccionados. ¡Prueba otra vez!

Cárdigan de mujer

Cuando pensamos en una prenda versátil y práctica, pensamos en un cárdigan. Sin duda, esta chaqueta es un símbolo en el mundo de la moda, y seguramente sea la prenda que más ha evolucionado con el paso del tiempo.
Por ello, ahora podemos ver cárdigan de mujer muy diferentes y de muchos tipos. En múltiples formas y colores. Cárdigan largos, cropped, multidisposición. Con estampados de flores, topos, rombos o militar. Con botones o sin botones, y con capucha y sin capucha. Pull&Bear pone a tu disposición una gran variedad de cárdigan para que puedas elegir los que más te gusten y combinen con tu estilo.
Cuando el Conde de Cárdigan, James Thomas Brudenell, dirigió la famosa Carga de la Brigada Ligera en la que apenas le “rozaron”, volvió a Londres, y todos le recibieron como un héroe. A partir de ese momento, el cárdigan empezó a comercializarse y los británicos disfrutaron de esta chaqueta. Se llama cárdigan por el séptimo conde, pero el origen se remonta mucho antes.
En el siglo XVII, empezaron a usarla los pescadores británicos y los franceses que necesitaban una prenda para conservar el calor en los duros inviernos que pasaban en alta mar. Por otro lado, en 1865, la prenda favorita del equipo de béisbol de la Universidad de Harvard, era el cárdigan. Con el tiempo, durante los felices años 20, la modista Coco Chanel, empezó a popularizar de nuevo los cárdigan. Una década más tarde, en los campos de golf americanos, los cárdigan de mujer se hicieron muy famosos.
Te preguntarás, ¿con qué material estaba hecho un cárdigan por aquel entonces? Se caracterizaba por ser una prenda muy dura y resistente, por ello, estaba hecho de lana. El cárdigan era de una sola pieza y se abrochaba principalmente con botones, aunque algunos tenían cremalleras. Los botones cerraban la chaqueta, unos abrochaban hasta la mitad y otros hasta el final del cárdigan, todo esto cambiaba según el estilo que quisieras llevar.
Seguramente la pregunta que más te repites es ¿cómo uso un cárdigan? Pues bien, debes saber que el cárdigan es un “must have”, ya que es una prenda muy cómoda y puedes recurrir a ella para cualquier plan. Aunque en un principio se fabricaban con lana, ahora puedes encontrarlos de muchos tejidos, formas y colores. En Pull&Bear encontrarás desde cárdigan de lana cropped hasta chaquetas crochet.
El cárdigan siempre se ha usado para resguardarte del frío, sin embargo, ahora puedes utilizarlo con unos shorts. Los crochet y los cropped, son ideales para estos looks, ya que son chaquetas cortas, (algunas de manga corta), con un tejido muy fino y calado, para que disfrutes de esta prenda también en los meses de verano.
Es muy importante que un cárdigan se ajuste correctamente a tu cuerpo. Suelen tener varias longitudes, más largos o cortos, pero lo importante es que cuando lleves puesta esta prenda puedas destacarla por encima de las demás. Para ello por ejemplo, puedes usar una camiseta básica que irá puesta por debajo de la chaqueta, y así tu prenda estrella resaltará mucho más. Por otro lado, las mangas son muy importantes, ya que si se ajustan mucho a tus brazos quizás, es porque esa prenda debes usarla sin camisetas, así podrás abrocharla con los botones o con la cremallera. Sin embargo, si las mangas son holgadas puedes usar camisetas o incluso vestidos o con pitillos de tiro alto por lo que conseguirás un estilo más desenfadado. Por supuesto, no nos olvidemos de las chaquetas de “pelito” con un cuello de pico que aportan un estilo naif con un toque parisino.
¿Y qué pasa con los “total look”? Esos outfit en los que decidimos apostar por un color y tejido que nos permiten ir cómodas y a la vez atrevidas, porque, ¿quién dijo que los total look son aburridos y sencillos? El cárdigan es una de las prendas que más se utilizan para crear tu propio “total look”. En Pull&Bear te ofrecemos cárdigan con colores pastel para que puedas crear tu propio outfit. Por ejemplo, una chaqueta canalé cortita con la manga larga ajustada y el cuello abierto, es perfecta para que puedas lucirla con unas mallas estilo ciclista. O si lo prefieres, puedes ponerte una chaqueta cropped de manga larga con botones para poder combinarla con una falda básica de tubo.
Con un cárdigan sentirás que perteneces a muchas décadas, pero que no te detienes en ninguna, porque da igual los años que pasen, con esta prenda siempre marcarás tendencia. Los 90’s están de tu lado, ya que podrás sentirte como Sandy en Grease o como Cher en Clueless que con sus míticas faldas de cuadros volverás a la etapa del instituto.
Sea como sea, combina esta chaqueta como tú prefieras y elige tus cárdigan de mujer favoritos entre toda la variedad que hay en Pull&Bear. ver más Ver menos