ENTORNO DE PRUEBA / TEST ENVIRONMENT

Upsss!

No se han encontrado artículos con los filtros seleccionados. ¡Intenta otra vez!

Polos de hombre: qué tipos hay y cómo sacarle partido a esta prenda

Las polos, como todos sabemos, son un tipo de playera con cuello abotonado que nunca pasa de moda. A día de hoy, es una prenda imprescindible en el closet de todo hombre y su principal ventaja es su versatilidad.
La mayoría de las polos de hombre son de punto, que es el tejido que resulta de entrelazar hilos en bucle. Sin embargo, dentro de este existen dos variedades muy comunes en las polos.
La primera es el piqué, un tipo de punto grueso que hace a la prenda muy transpirable. La segunda es el punto jersey que, como su nombre indica, da a la prenda un aspecto fino más parecido al de un suéter o una playera.

Tipos de polo de hombre


Existen muchas variedades de polos para hombre dependiendo de la tela utilizada para su confección. Así, según el material, podremos darle a nuestro look un estilo más elegante, más casual o más deportivo.

Polos de seda


Este tipo de polos aporta un efecto más distinguido, ya que la seda es un material con mucho estilo y elegancia. Las polos de este material son perfectos para una cena con amigos u otras ocasiones en las que queramos salirnos un poco de lo cotidiano.
La única desventaja de las polos de seda es que necesitan cuidados especiales y se manchan con facilidad.

Polos de lino


Las polos de lino son muy resistentes y están hechas a partir de fibras vegetales. Además, es una tela muy transpirable, incluso más que el algodón. Da un aspecto sport muy cómodo y fresco para las tardes de verano.

Polos de algodón puro


El algodón es una tela muy suave y cómoda, perfecta para las polos de hombre. Además, absorbe muy bien el calor, por lo que es una buena opción para los meses de verano. Por si fuera poco, las polos de algodón son extremadamente duraderas y muy económicas. Sin embargo, se encogen con facilidad.

Cómo usar una polo


A pesar de que al principio fue una prenda limitada al blanco, hoy en día existen todo tipo de polos para hombre. Hay polos de rayas, lisas o estampadas; de mangas largas y cortas; de seda o algodón. Además, ofrecen una gran versatilidad y son una buena opción para salir a tomar algo, para pasear o incluso para ir a trabajar.

¿Por adentro o por afuera?


Las dos formas de usar la polo en hombres están bien vistas. Sin embargo, depende de la ocasión. Si buscamos un estilo más formal, como una comida o salir de fiesta con los amigos, lo ideal sería meterla por adentro del pantalón acompañada de un cinturón bonito. En cambio, si se trata de una situación más informal, podemos darle un toque casual dejándola por fuera del pantalón.

¿Con qué tipo de pantalón se puede vestir una polo para hombre?


Como decíamos, las polos se ajustan muy bien a todo tipo de situaciones. La misma prenda puede servirnos para diferentes momentos según cómo la usemos.
Si se busca un look más arreglado, lo ideal es acompañarla de unos pantalones chinos y meterla por adentro del pantalón. Por otro lado, si se trata de una salida informal, es una buena opción vestir la polo junto a unos jeans.

Polos de rayas, lisas y estampadas.


Lo ideal es contar con polos lisas para los básicos de closet, ya que estas son fáciles de combinar y nunca pasan de moda. Sin embargo, las que tienen estampados pequeños son tendencia y resultan muy divertidas para días de verano en terrazas con amigos.
Las polos a rayas también están muy de moda, variando cada año sus colores y grosor de la línea. Estas las podemos combinar con unas bermudas para los meses estivales o con un saco para darle un toque más formal.

Qué calzado usar con una polo para hombre


El calzado es muy importante a la hora de vestir. Aunque vayas impecable, si tus zapatos no son los correctos, tu aspecto fallará- Por eso, deberás elegir bien los zapatos con los que acompañar tu polo.
Apuesta por unos tenis en colores neutros en días casuales, junto a unos jeans o unos chinos claros. En cambio, si la ocasión merece que te arregles, ponte unos zapatos como unos Derby de cuero o unos mocasines.

Conclusión


En definitiva, esta prenda ha pasado a ser un atuendo que no le falta a ningún hombre, gracias a todas las posibilidades y comodidades que ofrece. Tengas el estilo que tengas, debes tener una polo en tu closet. Lo único que tienes que hacer, es jugar con sus colores y formas y saberla combinar para que refleje tu personalidad. Diviértete buscando los estampados que más te gusten u opta por el liso clásico, pero no dejes de sacarle a esta prenda todo el partido que te ofrece. Hay polos de hombre para todos: solo tienes que encontrar la tuya. ver más Ver menos