ENTORNO DE PRUEBA / TEST ENVIRONMENT

Faldas midi de mujer

La falda midi se ha convertido por derecho propio en la prenda favorita de la temporada. Desde que empezásemos a verla sobre las pasarelas más importantes del mundo, fue propagándose como la pólvora un grito que pedía más modelos, más colores, más formas… Eso sí, todas a media pierna. Tanto es así, que hoy en día nos costaría encontrar un armario femenino que no albergara entre sus joyas de la corona esta prenda fetiche ¡Encuentra tu favorita en Pull&Bear!
Lo cierto es que no hay ocasión en la que una falda midi no pueda ser el atuendo perfecto. Tanto en situaciones informales de la vida cotidiana como en eventos de gala, irás siempre estupenda. Un patrón atemporal, versátil y que favorece a todas -causas más que justificadas para explicar su enorme popularidad.
Otra de las bondades de nuestra falda favorita es que nos vale indistintamente cuando bajan las temperaturas o cuando se eleva el mercurio. ¿Quieres ideas de cómo combinarla? Aquí tienes algunas.
Es cierto que prácticamente casa con todo, pero una elección con la que acertarás seguro es incluyendo en la parte superior una chaqueta de cuero o una cazadora vaquera. De esta forma conseguirás reducir un poco la elegancia de tu falda midi y le darás un toque de informalidad cotidiana a tu outfit, una mezcla que nos encanta.
Otro de nuestros conjuntos favoritos es el del cárdigan o el jersey de punto metido por dentro de tu falda. También puedes ponerle el toque de un cinturón. Y, encima, una blazer. Con unos botines, aquí tienes el look perfecto tanto para ir un día a la oficina como para salir a tomar el aperitivo con tus amigos.
En cuanto al calzado, este tipo de falda admite desde las opciones más informales a las más arregladas. Puedes cerrar tu look con unas chunky (¡incluso dejando ver tus calcetines!) y nadie se sorprenderá. ¿Zapatos planos? También. ¿Botines? ¡Admitidos! ¿Tacones? ¡Claro que sí! ¡No se salva ninguno!
Para tu falda midi de fiesta elige un modelo con volumen o todo lo contrario, con caída suave. También son ideales los modelos con tejidos brillantes y ligeros. En la parte de arriba, ponte un crop top o una blusa lencera. El bolso, pequeño y coqueto, y unas sandalias de tacón como colofón. Sobre los hombros, una blazer. ¡Un look imbatible!
Además, demostrando su infinita versatilidad, cada vez son más las chicas y mujeres que se hacen con su falda midi para bodas, pues encajan a la perfección tanto en enlaces de día como de noche. Su largo a mitad de pierna le confiere la elegancia precisa según el protocolo de las celebraciones diurnas y hace que no echemos de menos una falda de caída más larga cuando el enlace es de noche. ¡Siempre perfecta! ver más