ENTORNO DE PRUEBA / TEST ENVIRONMENT

Tops de mujer

Los tops son esa prenda comodín que podemos combinar de mil formas, y con cada cual tendrá un estilo diferente. Desde ese top que te sienta fabulosamente y que guardas como joya de la corona en tu armario desde hace años a las prendas que te enamoran cada temporada y que no puedes evitar hacerte con ellas.Sin importar mucho si es verano o invierno, primavera u otoño, un buen top siempre te soluciona un dilema estilístico.
Un clásico que no suele faltar en ningún armario femenino es el top blanco de estilo romántico. Sus detalles con bordados, volantes, fruncidos, etc. otorgan a tu outfit un toque dulce y delicado. Con o sin volumen, holgados o ceñidos, son la guinda perfecta para tus vaqueros favoritos, y mejor aún si son de cintura alta. Acompáñalo con un bolso de mimbre o de yute, un zapato alto, con algo de tacón o plataforma, y dale un toque de color poniéndote una felpa o un lazo en el pelo.
Las blusas abotonadas han pegado fuerte durante estas últimas temporadas y siguen haciéndolo. Su forma holgada y manga a la francesa también evocan un sentido romántico, especialmente si tienen algo de volumen en los hombros. Metidas por dentro del pantalón o incluso cortitas, ceñidas a la cintura y con volumen en la parte superior. Si son de un color liso, nos encantan; si tienen estampados, ¡también!
El top de crochet es uno de los protagonistas del verano temporada tras temporada. Su tejido nos hace pensar en palmeras, tumbonas, la arena, las olas, el sol… En definitiva, lo que más nos gusta del periodo estival. Siempre quedarán genial con faldas, no importa la largura, o pantalón, especialmente cuando el bronceado del sol de agosto ya se empieza a notar en tu piel. Lo mismo te vale como top de fiesta que para ir a la playa o para salir a tomar algo con tus amigos. Un básico que no te puede faltar en los meses más calurosos del año.
Los tops de tirantes finos ya triunfaron en los 90 y vuelven a hacerlo con fuerza este año, sobre todo en colores fríos como el azul y el blanco. Fresquitos y muy cómodos, y con un toque juvenil y teenager que nos encanta.
Los escotes cuadrados, abiertos hasta los hombros o estilo mesonera, con fruncidos y bordados, son ideales para tus noches de fiesta. Combínalos con una prenda vaquera en la parte inferior, ya sea falda o pantalón, y preferiblemente con talle alto a la cintura. Incluye unas sandalias de tacón y un cinturón con una hebilla llamativa. Aritos dorados y bolso bandolera.
En la colección de Pull&Bear tenemos tops de todos los estilos y formas, ¡escoge los que más van contigo! ver más