¡Upsss!

No se han encontrado artículos con los filtros seleccionados. ¡Prueba otra vez!

Prendas de punto mujer

Si por algo se caracteriza el punto como tipo de confección es por ser uno de los más utilizados en la industria textil gracias a la holgura que ofrecen a las prendas y a la versatilidad de tejidos que pueden fabricarse a partir de este como la lana o el algodón, entre otros muchos.
Esta técnica de costura cuenta con al menos más de cinco siglos de vida ya que el primer rastro que se tiene sobre el punto se encuentra en la isla de Jersey, situada en el Canal de la Mancha. Este arte milenario se realizaba con dos agujas largas con las que se iban dando forma al hilo y el grueso de dichas agujas determinaban el tamaño del punto, su espesor y la forma de la prenda una vez que terminaba su proceso de confección. Por aquel entonces el punto se reservaba para la moda masculina, en concreto para la ropa interior y para la que usaban los pescadores a la hora de faenar.
Hasta que en torno a 1916 la modista Gabrielle Chanel, más conocida por ser apodada como Coco, se atrevió a utilizarla para diseñar prendas de punto para mujer como chaquetas y vestidos. A partir de entonces, comenzó la revolución del punto, expandiendo sus posibilidades hasta la aparición de variantes como el punto plano, el milano y el 3D que despliegan un abanico de combinaciones para lucir en las diferentes épocas del año, adaptándose también a los tipos de cuerpo y a los requisitos de protocolo que se demandan en los numerosos eventos sociales que van surgiendo.

Selección de prendas de punto para combatir el frío


Si pensamos en una prenda de punto, lo más probable es que lo primero que se nos venga a la mente es el clásico jersey de lana o hecho de algodón. Se trata de una asociación común puesto que esta técnica de confección otorga el grosor tan característico que suele poseer esta prenda, tan socorrida para combatir el frío.
De esta forma, puedes optar por un jersey de manga larga confeccionado en tejido de canalé, con cuello perkins y detalle de aberturas, o bien un jersey de cuello alto que confiere un toque sofisticado a tu aspecto, o también uno de manga larga amplia o abullonada que proyecta un aire romántico a tu forma de vestir. Sea como sea puedes combinar este look con unos jeans rectos de tiro alto y unos zapatos botín plano de tipo chelsea para lucir un outfit clásico y a la vez informal con el que podrás realizar cualquier actividad que te propongas.
Y aproximándonos a la temporada de entretiempo donde el clima mejora, el conjunto de punto también propone diferentes variantes como el uso de chalecos, uno de punto rústico con cierre de botones y cuello de pico a modo de ejemplo; y cárdigans, como uno de canalé con manga raglán, escote en pico y cierre de botones. Ambas son prendas versátiles perfectamente combinables con un pantalón wide leg con detalle de pinzas delanteras, cintura de trabilla y silueta fluida junto a unos zapatos tipo cuña de yute. Conjuntos con los que no fallarás en ninguna cita personal o profesional que se te presente.

Conjuntos de punto cuando hace calor


¿Y quién dijo que el punto no se puede llevar cuando hace calor? Desmitificando la idea de que este tipo de confección puede parecer poco práctica cuando hace calor, las posibilidades que ofrece el punto durante aquellos períodos en los que suben las temperaturas son, además de numerosas, atractivas y llamativas.
Así puedes encontrar tops como uno cropped de punto con diseño de calados y cuello halter que puedes resaltar con unas bermudas en tejido rústico con cintura elástica o con una minifalda con diseño de tablas junto a unas cuñas con corte tipo alpargata, gafas de sol redondas con montura de pasta y un bolso tipo bandolera con cuerpo de papel trenzado y asas de hombro mientras recorres la ciudad. Y si estás de vacaciones cerca del mar, destaca este top de punto con un pañuelo de tipo pareo con estampado retro, sandalia plana con cierre mediante atado y pendientes de conchas con flor de cuentas de varios colores, haciendo que este outfit marque tendencia allá donde vayas.
Pero si lo que buscas es marcar estilo en cualquier momento y lugar sin por ello perder confort, entonces necesitas un vestido de punto de rayas con tirantes, cuello halter y silueta ajustada. Un vestido de punto que resulta perfecto para llevar junto a unas sandalias planas tipo pala con tira ancha y acolchada en la parte delantera y anillos de resina en varios colores. Un conjunto que sin duda se convertirá en un must para tus días soleados y calurosos.
Y ahora que sabes todo lo que un conjunto de punto mujer puede ofrecerte, visita la tienda más cercana de Pull&Bear o su página web para encontrar estas y otras prendas de punto con las que lucirás la mejor versión de ti, independientemente del tiempo que haga y el lugar en el que estés, ya que la actitud que expresarás con este tipo de vestimenta será la verdadera protagonista. ver más Ver menos