Pendientes de mujer

Como si de una especie de magia se tratara, ¿no te pasa que hay pendientes que te pones y parece que te cambia la cara? Te miras al espejo y te notas diferente. Al ser la pieza de bisutería que más se aproxima al rostro tienes la posibilidad de jugar con ellos para ver su efecto. Como ocurre con las prendas de ropa, no todos nos quedan igual.
Esto ocurre principalmente con los pendientes de mujer de mayor tamaño, que por cierto, son los que más se llevan ahora. Nos gustan los maxis, esos que destacan sobre el resto del look tanto como podría hacerlo un vestido o una chaqueta llamativa.
Llevamos los pendientes de bisutería grandes, largos, hasta el punto en que a veces superan la altura del hombro. En cuanto a los motivos más utilizados, últimamente se juega mucho con propuestas relacionadas con la naturaleza: flores, hojas, estrellas, plumas, conchas…
También está de moda llevar pendientes del mismo conjunto pero desparejados. ¿Cómo es eso? Muy fácil: mismos materiales, mismos colores, mismo estilo, pero distinto diseño. Y triunfan los que combinan formas geométricas en composiciones llamativas: triángulos con cuadrados, rectángulos con esferas, o círculos sobre más círculos. Hay muchas posibilidades.
Un clásico que no falla son los aros. En metal dorado o plateado, como tú prefieras. Lo bueno es que se han diversificado tanto que puedes encontrar una amplia variedad de propuestas distintas, tanto en tamaños como en texturas y adornos. Si eres fan de este tipo de pendientes de bisutería, y tienes varios agujeros en las orejas, puedes optar por ponerte distintas piezas en una serie de mayor a menor. En la colección online de Pull&Bear encontrarás los packs perfectos para hacerlo. Ve variando y combina también pendientes pequeños de una misma serie.
A la hora de elegir los pendientes más adecuados para tu outfit, ten en cuenta que no solo deben estar en sintonía con el resto de las piezas de bisutería que lleves, sino que influyen más elementos: el peinado, el maquillaje que lleves (si es que llevas), los colores de la ropa y también su corte. Probablemente no te pongas los mismos pendientes con un vestido escotado que con una blusa de cuello halter.
Poco a poco han ido adquiriendo peso no solo dentro de las piezas de bisutería, sino también con el estilismo completo. Cualquier look sencillo mejora si incluyes un par de pendientes que deslumbren y que, por cierto, ya se han convertido en uno de los accesorios imprescindibles que no pueden faltar. ver más Ver menos