ENTORNO DE PRUEBA / TEST ENVIRONMENT

Sudaderas con capucha de mujer

El diccionario de la moda se está continuamente actualizando con términos de lo más pintorescos. Vienen de la mano de las nuevas tendencias y se instalan en nuestro vocabulario común con facilidad y soltura. Con algunos de ellos estamos más familiarizados que con otros, algunos los usamos sin saber realmente lo que son y otros no los utilizamos, pero sí los vestimos. Resulta divertido. Si te preguntamos qué es una hoodie, ¿a qué dirías que nos referimos? ¡Muy sencillo! No es más que una sudadera con capucha. Las llevas usando toda la vida y es probable que hasta ahora no hubieras oído esta palabra. Pero ¿por qué “hoodie”? Porque “hood” significa “capucha” en inglés. ¡Todo tiene sentido!
Recuerdas vestir este tipo de prendas desde que eras pequeña, ¿verdad? Al principio sobre todo en contextos deportivos, para las clases de educación física y los entrenamientos de por la tarde. Ahora, su uso se ha diversificado gracias, en gran parte, a la proliferación del estilo athleisure.
Sus formas básicas son dos, la clásica sudadera con capucha y cremallera, que puedes llevar tanto abierta como cerrada, y la versión clásica. Deberás elegir entre color liso y uniforme o con estampado en la pechera. Las propuestas más deportivas también pueden incluir bandas laterales en los brazos, puños en contraste o paneles de colores.
Las sudaderas con capucha ya no son exclusivas del gimnasio, sino que puedes combinarlas para crear looks de lo más variado. Si te gustan las prendas oversize o poner un toque masculino a tu estilo, sin duda son una elección muy acertada.
Ponte unos jeans skinny a cuadros rojos y negros, una camiseta ajustada en blanco o negro, una sudadera con capucha y cremallera también negra, y unas zapatillas. Crearás un balance muy interesante entre la silueta superior y la inferior. También puedes combinarla con una falda de corte A, como una vaquera abotonada por delante.
Para componer un estilo más girly, elige una falda midi con caída. Puede acabar en vuelo o en volantes. Elige un estampado llamativo y, en contraste, tu sudadera con capucha en la parte superior, un modelo cerrado sin cremallera. Procura que el color esté en sintonía con las tonalidades de la falda. Como calzado, puedes optar por unas deportivas chunky o por un botín con tacón medio. Conseguirás una mezcla atrevida y muy explosiva.
Asimismo, lleva tu sudadera con capucha también en actividades al aire libre, ya que te permiten una movilidad completa y resultan muy calentitas cuando bajan las temperaturas. Para excursiones, para ir a la playa o incluso para un día en el parque. Y recuerda, la capucha siempre por fuera si te echas una chaqueta por encima. Escoge tu favorita en Pull&Bear y busca tu street style perfecto. ver más